Personas

Franz Weissmann

Otros Nombres: Franz Joseph Weissmann | Franz Josef Weissmann
  • Análisis
  • Biografía
    Franz Joseph Weissmann (Knittelfeld, Austria, 1911). Escultor. Viene a Brasil en 1924. Entre 1939 y 1941 frecuenta, en Río de Janeiro, los cursos de arquitectura, escultura, pintura y dibujo de la Escuela Nacional de Bellas Artes - Enba. Desde 1942 hasta 1944 estudia dibujo, escultura, modelado y fundición con August Zamoyski (1893 - 1970). En 1945 se traslada a Belo Horizonte, donde imparte clases particulares de dibujo y escultura. Después de tres años, Guignard (1896 - 1962) le invita a impartir clases de escultura en la Escola do Parque [Escuela del Parque], que después recibe el nombre de Escuela Guignard. Inicialmente desarrolla una obra orientada al arte figurativo. A partir de la década de 1950 elabora gradualmente un trabajo de tendencia constructivista, con valoración de las formas geométricas, sometiéndolas a recortes y plegados, utilizando chapas de hierro, hilos de acero, aluminio en verga u hoja. En 1955 integra el Grupo Frente. Al año siguiente vuelve a vivir en Río de Janeiro y participa en la Exposición Nacional de Arte Concreto, en 1957. Es uno de los fundadores del Grupo Neoconcreto, en 1959.

    En ese mismo año viaja a Europa y al Extremo Oriente, regresando a Brasil en 1965. En la década de 1960 expone la serie Amassados [Abollados], elaborada en Europa, con chapas de cinc o aluminio trabajadas con martillo, porra e instrumentos cortantes, alineándose temporalmente con el informalismo. Posteriormente vuelve a acercarse a las vertientes constructivas. En los años 1970 recibe el premio al mejor escultor de la Associação Paulista de Críticos de Arte [Asociación de Críticos de Arte de São Paulo] - APCA, participa en la Bienal Internacional de Escultura al Aire Libre, en Amberes, Bélgica, y en la Bienal de Venecia. Realiza esculturas monumentales para espacios públicos de diversas ciudades brasileñas, como la Praça da Sé [Plaza de la Sede], en São Paulo; el Parque da Catacumba, en Río de Janeiro; y el Palacio de las Artes, en Belo Horizonte.

    Comentario Crítico
    En 1921 Franz Weissmann llega a Brasil junto con la familia y se establece en el interior de São Paulo. En 1927 se traslada a la capital, donde imparte clases de portugués para extranjeros y toma contacto con las artes plásticas en visitas a exposiciones. En 1929 la familia se traslada a Río de Janeiro. Aunque frecuenta el curso preparatorio para la Escuela Politécnica, siguiendo su vocación de niño, decide ingresar en la Escuela Nacional de Bellas Artes - Enba, en Río de Janeiro, en 1939. Durante dos años pasa por los cursos de arquitectura, pintura, dibujo y escultura, no adaptándose a la enseñanza académica. Abandona la Escuela en 1941 y pasa a estudiar en el taller libre del escultor polaco August Zamoyski (1893 - 1970), entre 1942 y 1943, con quien aprende las técnicas tradicionales de la escultura.

    Entre finales de 1944 y comienzos de 1945, como forma de "retiro voluntario" para libertarse "del peso académico", Weissmann se traslada a Belo Horizonte (en el Estado de Minas Gerais), ciudad donde su hermano Karl vive desde 1932. Sigue trabajando con esculturas y dibujos figurativos, que tienden a una creciente simplificación. En 1946 es invitado a realizar una exposición, que sería su primera individual, en el directorio de los estudiantes de la Enba, en Río de Janeiro. En 1948, por invitación de Guignard (1896 - 1962) , comienza a impartir clases de modelo vivo, modelado y escultura en la primera escuela de arte moderno de la capital de Minas Gerais, la Escola do Parque [Escuela del Parque], donde permanece hasta 1956. Entre sus alumnos están Amilcar de Castro (1920 - 2002), Farnese de Andrade (1926 - 1996) y Mary Vieira (1927 - 2001).

    En una incesante búsqueda por la esencia de la figura, el artista realiza esculturas de formas cada vez más geométricas, en las que el "espaço vazado" [espacio vacío] ya aparece como un elemento definidor. A lo largo de su carrera, el "vacío activo" - como el artista suele llamar tales espacios -, se convierte en una obsesión. Es del juego entre el plano y sus articulaciones con el "elemento vazado" [elemento con huecos] que nace la tridimensionalidad abierta al mundo de las esculturas de Weissmann. En 1951 realiza las primeras experiencias constructivas, que culminan en la obra Cubo Vazado [Cubo con Huecos] (1951). El trabajo, una de sus primeras esculturas constructivas brasileñas, es rechazado por el jurado en la 1ª Bienal Internacional de São Paulo, misma edición en la que Unidade Tripartida [Unidad Tripartida], de Max Bill (1908 - 1994), es premiada, incentivando el desarrollo del constructivismo entre nosotros.

    Abandona definitivamente la figuración hacia 1954, año en el que vence diversos concursos de proyectos para esculturas públicas. De éstos, sólo el Monumento à Liberdade de Expressão do Pensamento [Monumento a la Libertad de Expresión del Pensamiento], encargado por la Asociación de Emisoras de São Paulo, con patrocinio de la Asociación Brasileña de Prensa, es erigido en la Quinta da Boa Vista, en Río de Janeiro. El monumento es destruido, en 1962, debido a "reformas urbanísticas" en el sitio donde se encontraba. En más de 50 años de producción Weissmann se consolida como uno de los principales creadores de esculturas públicas en Brasil. Acerca de esa vertiente de su trabajo, declara: "Cuando me piden que haga una escultura pública para ser colocada en un determinado lugar, estudio el sitio para que mi obra funcione respecto al medio ambiente. (...) Mi trabajo es comunicarme con el público, con el pueblo, y la mejor manera de comunicarme, y también educar el pueblo, es poner el arte en las calles".

    Todavía en los años 1950, de vuelta a Río de Janeiro, participa en las exposiciones del Grupo Frente y en las Bienales. Además, firma el Manifiesto Neoconcreto (1959). Realiza experiencias con hilos de acero en la serie de "esculturas lineales" y con las formas modulares, eliminando cualquier tipo de base para escultura. En 1957 la política de Minas Gerais decide convertir en cárcel el taller que el artista mantenía en el subsuelo de la Escuela del Parque Municipal, tirando a la basura, sin la presencia del artista, todos los estudios llevados a cabo durante los años en Belo Horizonte. Con eso, casi todo el trabajo de Weissmann de las décadas de 1940 y 1950 fue destruido.

    En 1958 el artista recibe el Premio Viaje al Exterior, con la obra Torre, en el 8º Salón Nacional de Arte Moderno. Al año siguiente parte con la familia hacia Europa, donde permanece hasta el fin de 1964. En ese periodo vuelve sólo una vez a Brasil y realiza un viaje al oriente, con el fin de conocer mejor la filosofía oriental. Aunque visita diversos países europeos, se establece la mayor parte del tiempo en España. Por algún tiempo Weissmann vive en Irún, una aldea de pescadores donde vive su amigo escultor vasco Jorge Oteiza (1908 - 2003). Los trabajos realizados en ese periodo, conocidos como amassados [abollados], abandonan momentáneamente la construcción geométrica, siendo señalados por los críticos como un "interregno expresivo" en su investigación, en la que la preocupación por la materialidad ocupa el primer plano.

    Vuelve a Brasil en 1965 y al año siguiente regresa a sus experimentaciones con formas geométricas y modulares. En 1967 presenta Arapuca [Trampa] en la 9ª Bienal Internacional de São Paulo, pieza en la que el color, como elemento determinante en el espacio de la escultura, se hace presente por primera vez. A partir de entonces, serán raras las esculturas sin aplicación de color. A lo largo del tiempo Franz Weissmann se mantiene fiel al proceso de creación: nunca dibuja la pieza que construirá, prefiere trabajar directamente en el material, cortando y doblando con las manos sus pequeños modelos, posteriormente ampliados en una metalúrgica.

Medios Relacionados (1)

Exposiciones

Mostrar

Eventos

Fuentes de Investigación

A METRÓPOLE e a arte. Texto Janice Maria Flórido; depoimento Amílcar de Castro, Ana Mae Barbosa, Guto Lacaz, Jaime Lerner, Jorge da Cunha Lima, Olívio Tavares de Araújo, Oscar Niemeyer, Raquel Arnaud, Sérvulo Esmeraldo, Vera Chaves Barcellos. São Paulo: Prêmio, 1992. 128 p. (Arte e cultura, 13).

AMARAL, Aracy (coord.). Arte construtiva no Brasil: Coleção Adolpho Leirner. Tradução Izabel Murat Burbridge. São Paulo, SP: DBA, 1998. 364 p., il. color.

AMARAL, Aracy (org.). Projeto Construtivo Brasileiro na arte (1950-1962). Rio de Janeiro: Museu de Arte Moderna; São Paulo: Pinacoteca do Estado de São Paulo, 1977. 360 p.

ARTE brasileira século XX: Galeria Eliseu Visconti: pinturas e esculturas. Apresentação Eduardo Fortes de Oliveira; texto Alcídio Mafra de Souza, Maria Elizabete Santos Peixoto. Rio de Janeiro: MNBA, 1984. 191 p. 

ARTE e artistas plásticos no Brasil 2000. Posfácio Luiz Armando Bagolin. São Paulo: Meta, 2000. 227 p.

ASSIS, Célia de (Coord.). Monumentos urbanos: obras de arte na cidade de São Paulo. Texto Tadeu Chiarelli. São Paulo: Prêmio, 1998. 128 p. 

BRITO, Ronaldo. Neoconcretismo: vértice e ruptura do projeto construtivo brasileiro. Tradução Lia Wyler. Rio de Janeiro: Funarte, 1985. 119 p. (Temas e debates, 4).

COR e luz. Apresentação Carlos Eloy Carvalho Guimarães. Belo Horizonte: Cemig Galeria de Arte, 1994. p. 8.

EM BUSCA da essência: elementos de redução na arte brasileira. São Paulo: Fundação Bienal de São Paulo, 1987. 72 p. , il. color. Exposição realizada dentro da 19º Bienal Internacional de São Paulo.

ESCOBAR, Miriam. Esculturas no espaço público em São Paulo. Prefácio Murillo Marx. São Paulo: Vega, 1998. 233 p.

Franz Weissmann - site do artista

KLINTOWITZ, Jacob. O ofício da arte: a escultura. Apresentação Abram Szajman. São Paulo: SESC, 1988. 271 p. 

LEITE, José Roberto Teixeira. 500 anos da pintura brasileira. Produção Raul Luis Mendes Silva, Eduardo Mace. [S.l.]: Log On Informática, 1999. 1 CD-ROM.

MENDONÇA, Casimiro Xavier de. Franz Weissmann. Skultura, São Paulo, p. 9. , primavera 1986.

MODERNIDADE: arte brasileira do século XX. Prefácio Celso Furtado; apresentação Pierre Dossa; texto crítico Aracy Amaral, Roberto Pontual. Paris: Musée d'Art Moderne de la Ville de Paris, 1988. 352 p. 

O MODERNO e o contemporâneo na arte brasileira: Coleção Gilberto Chateaubriand do Museu de Arte Moderna do Rio de Janeiro. Texto Sônia Salzstein, Reynaldo Roels Jr. São Paulo: MASP, 1998. 208 p.

PFEIFFER, Wolfgang. Artistas alemães e o Brasil. São Paulo: Empresa das Artes, 1996. 155 p., il. color.

POETAS do espaço e da cor. Texto Edla van Steen. São Paulo: Galeria Arte Aplicada, 1997. 124 p.

PONTUAL, Roberto. Entre dois séculos: arte brasileira do século XX na coleção Gilberto Chateaubriand. Rio de Janeiro: Edições Jornal do Brasil, 1987. 585 p.

TRIDIMENSIONALIDADE: arte brasileira do século XX. Texto Annateresa Fabris, Fernando Cocchiarale, Celso Favaretto, Tadeu Chiarelli, Frederico Morais; apresentação Ricardo Ribenboim; colaboração Annateresa Fabris, Tadeu Chiarelli. São Paulo: Itaú Cultural: Cosac & Naify, 1999. 264 p. 

WEISSMANN, Franz. . Desenhos e esculturas. Apresentação Romeu Scarioli; texto Maria Angélica Melendi. Contagem: Espaço Cultural Jayme de Andrade Peconick, 1996. 12 p.

WEISSMANN, Franz. Franz Weissmann. Apresentação Clarival do Prado Valladares. São Paulo: Galeria Arte Global, 1975. 8 lâms. 

WEISSMANN, Franz. Franz Weissmann. Apresentação Flávio de Aquino. Rio de Janeiro: Galeria Paulo Klabin, 1984. 1 folha dobrada, il.

WEISSMANN, Franz. Franz Weissmann. Apresentação Flávio de Aquino. Rio de Janeiro: Galeria do IAB, 1981. 1 folha dobrada, il. p&b.

WEISSMANN, Franz. Franz Weissmann. Texto Ronaldo Brito. São Paulo: Investearte, [1987?]. 8 p.

WEISSMANN, Franz. Uma retrospectiva. Texto Reynaldo Roels Jr.. Rio de Janeiro: Centro Cultural Banco do Brasil, 1998.

ZANINI, Walter (org.). História geral da arte no Brasil. Pesquisa Cacilda Teixeira da Costa, Marília Saboya de Albuquerque. São Paulo: Fundação Djalma Guimarães: Instituto Walther Moreira Salles, 1983. 1106 p. 2v.